[vc_row][vc_column][vc_column_text]

 

La ozonoterapia coadyuva al mejoramiento en el estado de salud del paciente tratado, puesto que es posible utilizarlo a la par de los tratamientos convencionales y no interfiere con analgésicos, antibióticos, ni ningún otro de los tratamientos que el paciente lleve a la par de la terapia de ozono.

Los tratamientos a base de ozono son rápidos, eficaces y varían tanto en la dosis como en el tiempo necesario, dependiendo de la patología que presente el paciente. El tratamiento se inicia con dosis mínimas y luego se va aumentado la cantidad y concentración del gas. Los resultados del tratamiento se empiezan a observar desde la primera semana del tratamiento.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]